HISTORIA DEL PUERTO DE ARICA


Empresa Portuaria de Arica inició sus actividades el 30 de abril de 1998 tiene como objetivo administrar, explotar, desarrollar y conservar el Puerto de Arica y sus bienes.

Desde un comienzo hasta nuestros día, la historia de Arica se ha centrado y desarrollado en torno al mar y su ubicación geográfica estratégica.

La historia se inicia hace más de nueve mil años con una de las culturas más antiguas del mundo, los chinchorros quienes comenzaron la actividad de la ensenada ariqueña, centrándose en la pesca y recolección de los abundantes recursos marinos que posee esta costa.

En el siglo XVI Arica comenzó a incorporarse en las cartas de navegación, al realizar los españoles los primeros viajes hacía el sur del Virreinato del Perú. Su privilegiada bahía y abundancia de alimentos y agua, hacen que los viajeros la consideren puerto de recalada obligatorio.

 

Pero el gran salto llega con el descubrimiento en Potosí (Bolivia) de las más grandes y ricas minas de plata del “Nuevo Mundo”, pues Arica se transforma en el puerto natural para la salida del mineral. Tal fue el impacto, que en 1570 la Corona Española le otorga a la Villa San Marcos de Arica el título de ciudad.

Esta época de prosperidad también estuvo marcada por la continua llegada de barcos que venían en busca de abastecimiento, incluso el puerto fue visitado por la Armada Real Española y asaltada por los más famosos corsarios y piratas (Drake, Spilbergen, Watlin, entre otros).

Cerca de 200 años después, la bonanza del puerto llegó a su fin. Situaciones como el agotamiento del mineral y la creación del Virreinato del Río de la Plata, trasladaron el tránsito y transporte a la ciudad de Buenos Aires (Argentina), perdiendo Arica su prominencia.

DESARROLLO DEL PUERTO COMERCIAL

Tras el término de la Guerra del Pacífico y el Tratado de 1929, Arica se convierte en el puerto de entrada a Chile, por lo que se incentiva su desarrollo comercial.

El mejoramiento de la infraestructura portuaria comienza con el llamado “Muelle de Ferrocarril” en 1928, construido principalmente como complemento de las labores ferroviarias que desde 1913 se realizaban de Arica a La Paz.

Esta época de progreso tiene su consolidación en los años 50, al fortalecerse el intenso movimiento portuario con políticas públicas trascendentales: la declaración de Arica como “Zona Aduanera Libre” (1953) y la creación de la Junta de Adelanto de la ciudad (1958).

Precisamente, esta Junta de Adelanto impulsa el desarrollo de diversas obras de vanguardia en la ciudad. La mayor de estas: la construcción del “Puerto Comercial de Arica”, el cual es inaugurado en 1966, tras seis años de trabajo.

A partir de esa fecha se inicia una nueva era en movilización de carga, producto de los volúmenes alcanzados y la condición de territorio trinacional de Arica.

EL PUERTO DEL SIGLO XXI

El salto hacia el siglo XXI comienza en 1997, al dictarse la Ley Nº 19.542 de Modernización del Sector Portuario Estatal, la cual cierra el ciclo de la Empresa Portuaria de Chile (Emporchi) que desde 1960 administraba los recintos nacionales.

En ese contexto, nace el 30 de abril de 1998 la Empresa Portuaria Arica (EPA) y con ella una nueva era de gestión, caracterizada por el desarrollo de mayores niveles de eficiencia y la incorporación de entidades privadas a las operaciones para mejorar la competitividad del puerto.

Tras el proceso de licitación, en octubre de 2004 inicia sus actividades el consorcio Terminal Puerto Arica (TPA), conformado por cinco empresas que administran el Frente de Atraque Nº 1 del recinto, lo cual incluye inversiones en tecnología, maquinaria e infraestructura para velar por la competitividad y desarrollo del puerto.

En 2007, EPA y TPA establecieron el acuerdo de ampliar la concesión (originalmente de 20 años) a 30 años, debido a la incorporación de una significante inversión: la construcción de un muelle asísmico que permitirá resistir un terremoto de hasta 8,7 grados de magnitud, buscando garantizar la operatividad del terminal.

La construcción del Muelle Asísmico se realizó durante 2008 y consideró una inversión cercana a los 38 millones de dólares. La obra posee 220 metros para el atraque de barcos de hasta 240 metros de eslora, ofreciendo una mejor atención a las naves, menores tiempos en la transferencia de cargas y una mayor agilización en todos los procesos.

Por otro lado, la Empresa Portuaria Arica está comprometida con sus clientes, por tal motivo es que inicio hace algunos años el desarrollo del proyecto Antepuerto, un recinto que permitirá mejorar las condiciones de los transportistas que trasladan cargas hacia el terminal.

El antepuerto, ubicado a 11 kilómetros del puerto, en el Valle de Lluta, significó una inversión de 3,2 millones de dólares, permitiendo que los transportistas cuenten con una infraestructura adecuada a la espera de su ingreso a puerto.

Además, Puerto de Arica cuenta con el Programa "Conozca su Puerto" que surgió como una forma de vincularse con la comunidad regional, abriendo las puertas del Puerto a distintas organizaciones sociales, gremiales y los colegios de la región.

Su objetivo es que la comunidad conozca las operaciones portuarias, valorando el aporte que realiza Puerto Arica al desarrollo económico regional.

De esta manera, el Directorio de la Empresa Portuaria Arica busca informar a la comunidad sobre los distintos proyectos que se han ejecutado en el terminal y los logros alcanzados en material ambiental.

Estas y otras inversiones privadas y estatales, han posicionado en la actualidad al Puerto de Arica como uno de los recintos más exitosos de la macro región andina, con un permanente incremento en la transferencia de carga, eficiente, segura y comprometida con el medioambiente.